Rodrigo Pérez dirige uno de los últimos textos que escribió el dramaturgo y premio Nacional Juan Radrigán. Una obra poética creada a partir del personaje de Shakespeare, interpretada por Cristián Carvajal. Parte del ciclo de monólogos 2019. 

William Shakespeare retrató un Ricardo III dispuesto a todo con tal de ser rey, ambicioso y sanguinario. Más de 400 años después, Juan Radrigán imaginó a este personaje después de la estocada final, solo, enfrentado a la muerte y a la oscuridad de su propia historia.

Ricardo III, el príncipe contrahecho, es un texto poético que indaga en el poder y su abuso. El propio dramaturgo se lo entregó a Rodrigo Pérez, el director que más ha montado el trabajo del premio Nacional.

“Lo notable es que en este enfoque, Ricardo no es el monstruo sanguinario que nos habituamos a reconocer”, dijo el crítico Pedro Labra en El Mercurio sobre esta puesta en escena producida por la Corporación Cultural de Quilicura. Y agregó: “Todos los materiales de esta poética teatral e íntima resultan nobles y a la altura de su cometido”.

Dirección: Rodrigo Pérez
Actor: Cristián Carvajal
Diseño escénico e iluminación: Catalina Devia
Diseño vestuario: Loreto Monsalve
Producción: Cristián Carvajal