Un texto de Nona Fernández que retrata complejidades, dudas y delirios de la vida en cuarentena. Teatro, música y audiovisual se unen en este diálogo fragmentado sobre la inquietud presente y traumas del pasado.

En Chile de 2020, la vida se ha detenido y el futuro parece inexistente. En tiempos de incertidumbre y cuestionamiento, dos amigas establecen una conversación a destiempo y se preguntan ¿cuánto durará el confinamiento? ¿Puedo ir a visitar a mis padres? ¿Es normal que hablemos solos? ¿Alguien más siente esta angustia, ansiedad y miedo?

Una de ellas se encuentra sola y enferma, parte de la población de riesgo en medio de la pandemia, y comienza a destapar recuerdos a partir del encierro. La otra es escritora y elabora columnas de actualidad denunciando el progresivo abandono social que se evidencia en la crisis.

Juntas transitan un camino de preguntas y respuestas que las llevará a destapar deudas del pasado que acumularon por décadas y que llegó el momento de pagarlas.

pf1.png

En un cruce de teatro, literatura, música, documental y formato audiovisual, la obra indaga en las atmósferas del sueño, la memoria y el encierro, y por sobre todo, en la amistad.

Son millones de preguntas acumuladas en el encierro que hablan de ollas comunes, crisis social y sanitaria y políticas públicas ineficientes, tratando de aunar el virus del presente con traumas del pasado.

pf2.png

Dramaturgia: Nona Fernández | Dirección: Mariana Muñoz | Elenco: Gabriela Aguilera y Claudia Cabezas | Composición musical y asistente de dirección: Mario Avillo | Composición audiovisual: Niles Atallah | Diseño técnico: Tamara Figueroa AS | Asistente diseño: Roberto Mancilla- Cruz | Producción GAM.

Te Puede Interesar