Vuelve esta ficción transgresora, que tiene a una brillante Solange Lackington como una Gabriela Mistral “obligada” por un grupo de mujeres a convertirse en un referente de feminismo y apertura. Esta función digital se desarrolla en el marco del III Seminario de Educación GAM.

Esto no es una obra biográfica ni un recital de poesía. Nunca quiso serlo. Esto es una ficción imposible, “una obra de Mistral con balazos”. Así se lo planteó desde el inicio Andrés Kalawski, su autor, y así convenció a Aliocha de la Sotta para que la dirigiera, porque ambos aspiraban a lo mismo: explorar las facetas, contradicciones y profundidades que resquebrajan el molde en que se ha presentado a Mistral.

Mistral, Gabriela (1945) se sitúa en el momento en que se entera que ganó el Nobel, aunque lo imagina de una forma extraña: se lo cuenta su secuestradora. Porque acá la escritora está encerrada por motivos que su captora va revelando poco a poco y que tienen como objetivo cambiar la historia.

Solange Lackington interpreta a Mistral y Valeria Leyton, a Alicia, líder del movimiento de mujeres que la tiene secuestrada. “Es una conversación entre dos mujeres que discuten de historia y de cómo hacemos historia”, cuenta Aliocha de la Sotta. Desde sus diferentes orígenes, edades y miradas, los personajes discuten sobre muchos temas, basados en la amplitud de tópicos que cruzaron la vida y obra de Mistral, como mujer, intelectual y escritora. Hablan de Latinoamérica, política, feminismo, movimientos sociales, violencia, arte, ecología, fe, amor y más. 

Inscripciones

¿Te gustaría participar de esta actividad? Entonces, no dejes de inscribirte.

PRODUCCIÓN GAM 

Dramaturgia: Andrés Kalawski Directora: Aliocha de la Sotta Elenco: Solange Lackington y Valeria Leyton Composición Musical: Fernando Milagros Investigación: Mariana Hausdorf Diseño Vestuario y Escenografía: Daniela Vargas Diseño de Iluminación: Andrés Poirot Asistente Vestuario: María Trinidad Barros Maquillaje y Peluquería: Franklin Sepúlveda

“Quería encontrar un tono que rescatara todos los conflictos en los que participó y su importancia intelectual y política. En este texto Gabriela Mistral se contradice, duda, manipula, se ofende, se jacta y se avergüenza. O sea, se parece un poco más a una persona y menos a un billete. Ojalá”

— Andrés Kalawski, dramaturgo.

Teatro: Mistral, Gabriela (1945)

Timelapse: transformación de Solange Lackington en Gabriela Mistral

Ciclo GAM 10 años: Mistral, Gabriela (1945)

Te Puede Interesar