Parte del ciclo de monólogos en GAM, Alfredo Castro protagoniza la puesta en escena de cuatro textos del escritor chileno Mauricio Wacquez. Una obra dirigida por Cristian Plana, que indaga en el deseo, la ausencia y las posibilidades de la representación.

 “En el amor todo monólogo se niega a sí mismo, como por razones paralelas, todo diálogo es de alguna manera un monólogo en otra dimensión del ser; en el amor, hablar es crear espejos”. Estas líneas son parte del prólogo que Julio Cortázar escribió en 1969 para la versión francesa de Excesos, libro del escritor chileno Mauricio Wacquez. Ahora el cuento que dio nombre a esa publicación llega al teatro adaptado junto a otros textos del autor fallecido hace 19 años.

Excesos muestra a un hombre que frente a su deseo de reencontrarse con una mujer que ha perdido, decide convertirse en ella, suplir en su propio cuerpo la ausencia de su amor. La obra extiende el cuento original, adaptando los textos Los domingos, La sonrisa en la boca y Frente a un hombre armado, para presentar fragmentos de escenas posibles, íntimas y crudas, de esa pareja.

En esa recreación, todas las escenas son encarnadas por distintas versiones del personaje principal, interpretado por Alfredo Castro. Esta multiplicación implica también la actuación de Felipe Zepeda y el trabajo sonoro de Damián Noguera. “Es un juego de cuerpos duplicados. No sabemos qué es, si es un doble, alguien que imaginó, que sueña, que contrató... Me interesan esos juegos de la representación. A través del teatro poder encarnar eso que es imposible en la realidad, eso perdido. E ir cada vez más lejos en el peligro de ese juego”, cuenta Cristian Plana.

Una coproducción GAM

Texto original: Mauricio Wacquez
Puesta en escena: Cristian Plana
Adaptación dramatúrgica: Macarena Bertoni y Cristian Plana
Actuación: Alfredo Castro y Felipe Zepeda
Diseño sonoro: Damián Noguera
Diseño de vestuario: Francisca Román
Realización máscaras: Verónica Inostroza

Crédito galería de fotos: Patricio Melo

PUBLICACIONES