Arte sonoro, intervención urbana y la dramaturgia de Juan Radrigán y Florencia Martínez se unen en una obra sonora que profundiza en dos personajes de William Shakespeare.

El príncipe contrahecho es un monólogo escrito por Juan Radrigán, destacado dramaturgo fallecido en octubre de este año. La obra indaga en la humanidad de uno de los villanos más conocidos de Shakespeare: Ricardo III. Radrigán lo muestra ya muerto, solo en el campo de batalla, frente a una puerta que lo separa de la eternidad. Ahí se pregunta por lo que hay al otro lado y teme su propia voz.

Este texto es uno de los dos que forman Bardo, un viaje sonoro por el mundo de Shakespeare, una experiencia de teatro sonoro dirigido por María Jesús González e interpretada por José Soza y María Elena Duvauchelle. La otra obra es Restos humanos, de Florencia Martínez, que profundiza en el personaje de la duquesa de York, madre de Ricardo III, situándola como una mendiga que va a reconocer los restos de su hijo, descubiertos el 2012 en un estacionamiento en Leicester. Bardo…, auspiciado por The British Council, se percibe exclusivamente a través del sonido, con audífonos y los ojos vendados. 

La intervención es de carácter inclusivo, que permite la participación de personas en situación de discapacidad visual y motriz. 

Directora: María Jesús González
Diseño sonoro: María Jesús González, Michel Poblete y Raúl Valles


“Restos Humanos”
Dramaturga:
Florencia Martínez
Elenco: María Elena Duvauchelle, Andrés Skoknic y Sebastián Plaza

“El Príncipe Contrahecho”
Dramaturgo:
Juan Radrigán
Elenco: José Soza

Te Puede Interesar