Una exposición interactiva de Jorge Brantmayer que invita a conocer un archivo abierto del teatro chileno entre 1983 y 1992, presentada en GAM en el marco del Festival Santiago a Mil.

El fotógrafo Jorge Brantmayer, con la curaduría de la investigadora teatral María de la Luz Hurtado, la dirección de arte de Camilo Yáñez y un equipo interdisciplinar UC, desclasifica por primera vez un tesoro de más de mil quinientas imágenes a color, extraordinariamente sensitivas de las teatralidades y performatividades chilenas en tiempos de dictadura y transición a la democracia.

Este archivo captura 125 diferentes obras teatrales durante su ejecución escénica, realizadas por cientos de artistas del teatro y de la escena. Estas imágenes permiten apreciar y disfrutar las atrevidas e imaginativas propuestas de lenguaje, las posturas críticas, las construcciones paródicas y las propuestas disidentes que se levantaron en ese complejo decenio de los ’80.

Dentro de las fotografías, se podrán ver emblemáticas obras como Crónica de un sueño, El paseo de buster, La meka, Las sirvientas y Tres tristes tigres, con rostros como Alejandro Cohen, Tomás Vidiella, Tennyson Ferrada, Schlomit Baytelman, Alfredo Castro y Paly García, entre otros.

Brantmayer (Santiago, 1954), ha abordado en su obra temáticas diversas, entre las que tiene una fuerte presencia el retrato, realizando series de inmigrantes, estudiantes y mujeres privadas de libertad, entre otros. Junto con ello, ha creado y fotografiado escenas perfomáticas de cuerpos manchados, escenas citadinas en diversas urbes del mundo, series de objetos.

“Los años 80 durante la dictadura y la transición a la democracia fue un tiempo de crisis, atrevimiento y ruptura. Tiempo en muchos planos equivalente al que agita hoy a nuestra sociedad. Movilizada por intensas pulsiones de rebeldía, equidad y justicia”, precisa la curadora UC María de la Luz Hurtado.

Para el director ejecutivo de GAM, Felipe Mella, “esta exposición releva el trabajo que realizan sobre el escenario los actores y actrices de preciadas generaciones de nuestro teatro nacional. Brantmayer capta magistralmente la atmósfera de una época de represión y a la vez toda una gama de emociones de los intérpretes que son congeladas por su lente para recordarlas para siempre”.

Fotografías: Jorge Brantmayer
Curadora: María de la Luz Hurtado
Dirección de arte: Camilo Yáñez
Investigadores: Patrizio Gecele y Olaya Sanfuentes
Productor: Patrizio Gecele.


Crédito galería de fotos inauguración: Jorge Sánchez.

Te Puede Interesar