Diez hombres intepretan esta obra de danza contemporánea que explora la relación entre cuerpo indígena, memoria y resistencia.

Una pieza inspirada en la figura del guerrero mapuche (weichafe), que busca dar visibilidad creativa y acciones de revitalización a través de la danza a temas de identidad y pueblos originarios del mundo.

Weichafe da cuenta de un cuerpo contemporáneo y atingente: el cuerpo mapuche. Este cuerpo se presenta como un territorio de fragmentaciones y de violencias coloniales, donde el weichan (lucha) se encuentra en los espacios más sutiles del ser, siendo el propio cuerpo el espacio donde se manifiestan las resistencias. Allí también emergen las posibilidades de una re-construcción colonial, que sitúe desde este presente un lugar fraterno donde habite el cuerpo y su territorio.

Esta es el nuevo trabajo del bailarín y coreógrafo mapuche Ricardo Curaqueo, quien tuvo un elogiado debut como coreógrafo con Malen. Ahora vuelve junto a un equipo creativo multidisciplinar, para realizar una reflexión escénica sobre el cuerpo y la memoria mapuche, tomando como referente simbólico e histórico la figura del weichafe, o guerrero mapuche.

Dirección: Ricardo Curaqueo Curiche
Interpretación:
Agustín Cañulef, José Araya, Joel Inzunza, Cristián Curaqueo, Javier Muñoz, Sebastian Araya, Luciano Cerda, Matias Cayuqueo, Ramón Cayuqueo, Aliwen Muñoz Jiles.
Asistente de dirección y dramaturgismo:
Karen Carreño
Asistente de ensayo y producción:
Catalina Fernández
Dirección de Arte:
Deysi Cruz
Diseño de Iluminación:
Francisco Herrera
Diseño Sonoro:
Joaquín Montecinos
Asist. de investigación historiográfica:
Marjorie Huaiqui