• Lámparas

Ramón López y Bernardo Trumper
Lámparas
Metal y globos de vidrio, 1972


Desde su oficio de arquitecto y diseñador teatral, Ramón López junto a Bernardo Trumper, estuvo a cargo del diseño de 8 juegos de lámparas que se encontraban en diferentes espacios del edificio original.

Actualmente parte de esta serie se encuentra en la cafetería del centro GAM.

Ramón López Cauly, Arquitecto y Diseñador Teatral.
Es el actual Director Técnico de Teatro de la Universidad Católica de Chile. Por tres períodos ha sido el Director de la Escuela de Teatro de la misma Universidad. En 1970 inicia su actividad académica como profesor de Diseño Teatral en las Escuelas de Teatro de las Universidades de Chile y Católica.
En los años 1974 -1975 viaja a Inglaterra con una beca concedida por el Consejo Británico para estudios de postgrado en escenografía, iluminación y vestuario en la Opera Nacional Inglesa. 
Desde el año 1967 se desempeña como escenógrafo e iluminador para los Teatros Universitarios, independientes, ballet, ópera y televisión. Entre los arlos 1994 y 1996 fue Presidente del CETT - OISTAT, corporación que reúne a los escenógrafos, arquitectos y técnicos teatrales de Chile, logrando en 1995, una destacada participación del pabellón chileno en la Cuadrienal Escenográfica de Praga.
En marzo de 1980 obtiene el primer premio en el concurso de escenografía de la ópera “Los Puritanos” de Bellini, primer trabajo de ópera para la temporada lírica del Teatro Municipal de Santiago. Posteriormente, desarrolla los diseños de escenografía e iluminación de un sinnúmero de óperas y ballets.
Su preocupación principal en el campo de diseño, ha sido la búsqueda permanente de un lenguaje propio en los medios de expresión del espacio escénico. Su progresivo interés por la síntesis y austeridad expresiva, lo hacen apoyar cada vez más la virtualidad escénica, haciendo de la iluminación el elemento fundamental de sus propuestas escenográficas. Desemboca así en una relación dinámica entre el intérprete y el espacio simbólico-dramático circundante, sin abandonar por esto algunos elementos del realismo. 
Al mismo tiempo, como arquitecto, desarrolla su especialidad de consultor teatral y de iluminación en variados proyectos de importancia nacional e internacional integrando, en 1991, el equipo ganador de¡ concurso de arquitectura para la transformación de la Estación Mapocho en Centro Cultural para Santiago.
En,1998, se incorpora como miembro de número a la Academia Chilena de Bellas
Artes del Instituto de Chile.