• El torso de la victoria

Sergio Mallol
El torso de la victoria
Bronce, 1972


En la obra de Mallol la figura humana es protagonista. Los rasgos de expresionismo, en concordancia con los dramas del ser humanos reflejados en sus esculturas, se logran a través de la forma en que se trabaja el material.

El Torso de la victoria fue la última obra del artista antes de morir en abril de 1973.

Sergio Mallol Pemjean, escultor (Santiago, 1922 - 1973).
Luego de estudiar dos años de Arquitectura en la Universidad Católica de Chile hacia 1941, ingresó a los cursos vespertinos de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile donde fue alumno de Julio Antonio Vásquez y más tarde ayudante de la escultora Lily Garáfulic en el curso de Materias Definitivas y profesor auxiliar de Cerámica. Ya a los 22 años era considerado el artista más dotado de su promoción. Se le sitúa dentro de la Generación del Cincuenta.
Hacia 1951 realizó un estudio sobre la escultura maya en Guatemala.
En 1954 viajó becado a Inglaterra. Perfeccionó sus estudios de escultura en la Slade School of Fine Arts de Londres.
En 1955 fue comisionado por la Universidad de Chile para estudiar la organización de Talleres de Escultura en Inglaterra e Italia. En Londres conoció el trabajo de Henry Moore y Barbara Hepworth.
Regresó a Chile en 1956, continuó su labor docente en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile donde fue gestor de la construcción del primer taller de fundición hacia el año 1966.
En 1972 fue secretario de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad de Chile y ese mismo año ganó el concurso para ejecutar un monumento al cardenal Caro, cuya maqueta nunca se realizó.
En su obra escultórica cobra relevancia la figura humana trabajada en pequeño formato. Recurrió a materiales y técnicas tradicionales como la piedra, el mármol y el vaciado en bronce. Su predilección por la síntesis y la simplicidad le llevó a ejecutar piezas de tendencia abstracta y de gran rigor formal en las que se impone la pulcritud de las superficies y la sugerencia de un profundo y dramático contenido humano.
En la época anterior a su temprana y trágica muerte en 1973, Mallol realizó esculturas de marcado expresionismo, que se reflejó en un tratamiento más agresivo de las superficies y por la carga emocional de sus temas.