Juan Radrigán, Premio Nacional de las Artes de la Representación 2011, es sin duda el dramaturgo de trayectoria más vigente en el teatro chileno. Y Daniel Veronese hace tiempo dejó de ser un autor y director de la vanguardia teatral porteña, para transformarse en un clásico argentino.

El actor y director Iván Parra une a estos renombrados dramaturgos en El intervalo, obra que monta  los unipersonales Isabel desterrada en Isabel (1981), de Radrigán, y Luisa (1993), de Veronese,  que se presenta por primera vez de forma profesional en Chile.

 “Ambos textos tenían una especie de ‘fondo en común’; desarrollaban puntos críticos de lo que significa ser mujer en parte importante de la cultura conservadora, paternalista de Latinoamérica”, explica Parra, director de la obra que interpreta Paloma Toral.