¡ATENCIÓN! Informamos a toda nuestra comunidad que se suspenden las funciones de #LaGaviota para hoy, viernes 16 de junio. Para devoluciones o cambios puedes escribirnos a info@gam.cl y les responderemos entre hoy y mañana. También pueden contactarse con Boletería GAM al teléfono 225665500.Lamentamos los inconvenientes y agradecemos tu comprensión. Una de las obras más importantes de Antón Chéjov llega en la adaptación de Francisco Albornoz. Un montaje que penetra en miedos, conflictos y vacíos existenciales a través de la reunión de una familia de artistas. Con Francisco Reyes, Ximena Rivas, Álvaro Morales y Montserrat Ballarín, entre otros.

“Mucha conversación sobre literatura, un poco de acción, toneladas de amor”. La frase es de una carta de 1895 en la que Antón Chéjov describía la obra que estaba creando. El texto era La gaviota, que hoy es considerada el primer pilar de su fama como uno de los dramaturgos más grandes de la historia. Una carrera que estuvo a punto de abandonar si hubiera permanecido en el desaliento que le produjo que el estreno fuera un fracaso total. Porque en un otoñal San Petersburgo de 1896, el debut de La gaviota fue abucheado hasta que la protagonista perdió la voz y Chéjov se escondió tras bambalinas. Pero dos años después, Konstantín Stanislavski volvió a montar la obra y cambió la historia. El director había entendido que si en la obra pasa poco en términos convencionales es porque la acción está remeciendo el alma de los personajes.

La gaviota es una exploración por la tragedia de la banalidad de la vida retratada en un grupo de artistas vinculados por parentesco y pasiones, en conflicto por egos y frustraciones, sometidos a su tedio y vacío. La obra llega ahora a GAM en una adaptación de Francisco Albornoz, quien también la lleva a escena. “Lo que más nos importa es traer al presente del escenario los temas, los contenidos y la dimensión de la vida humana que Chejov supo plasmar en su tiempo. Pero no tenemos ninguna intención de construir una pieza de museo, eso nos parece un esfuerzo sin ningún sentido”, cuenta el director.

Esta versión juega estéticamente entre la Rusia de Chéjov y el Chile actual y se enfoca en los personajes centrales para “entrar de lleno a la potencia de una obra que se pregunta por el sentido del deseo, el miedo y la pasión en épocas de cambio social”, explica Albornoz. La obra muestra a Irina Arkádina, una actriz que ve como sus años de gloria se alejan, a su hermano, su amante escritor, su hijo que también escribe, una aspirante a actriz que es su nuera, su vecina y el profesor que está enamorado de ella.

Dramaturgia Antón Chéjov
Dirección y adaptación
Francisco Albornoz
Intérpretes
Ximena Rivas, Francisco Reyes, Montserrat Ballarín, Álvaro Morales, Mario Avillo, María Jesús Marcone, Camilo Navarro
Música
Angelo Solari
Diseño de iluminación
Andrés Poirot
Diseño de escenografía y vestuario
Catalina Devia
Gráfica
Javier Pañella
Producción
Stephanie Preller

PUBLICACIONES