Circo, música, danza, pantomima, marionetas, humor y misterio se conjugan en este estreno de la compañía CirKoqoshka. Una obra que se inspira en los gabinetes de curiosidades del siglo XVI. 

Niña jaguar, hombre pájaro, mariposa japonesa. El universo de Kabinete de Madame Forêst es fantástico, exuberante y barroco. La compañía CirKoqoshka (Ursaris, el último encantador de osos) se inspiró en los gabinetes de curiosidades que hace 500 años exhibían colecciones de rarezas, para crear esta obra familiar de circo que incluye danza, música, pantomima y marionetas.

“En nombre de la razón, el hombre dejó de ver y la ciencia se apoderó de la verdad”. La frase es de la mismísima Madame Forêst, quien guarda secretos vegetales y acoge a animales y otros seres exóticos. “Proponemos que el concepto de seres vivos es más amplio del que acostumbramos. Las piedras, el agua, incluso el tiempo y la curiosidad tienen una personalidad. Para Madame Forêst son sujetos y no objetos”, cuenta Álvaro Pacheco, creador junto a Carola Sandoval de la idea original del montaje.

También hay personajes circenses, como un mago, acróbatas y una mujer barbuda. Instrumentos exóticos, como el dulcimer y el duduk, sirven para crear los sonidos hipnóticos de la obra. El montaje dirigido por Carolina Gimeno es interpretado por un grupo de artistas circenses y la actriz Carla Casali. 

Dirección: Carolina Gimeno
Dramaturgia: Circkoqoshka
Idea Original: Carola Sandoval y Álvaro Pacheco
Artistas de Circo: Álvaro Pacheco, Carola Sandoval, Fernanda Ledesma, Bárbara Achondo, Mario Escobar
Actriz: Carla Casali
Diseño de iluminación y escenografía: Carola Sandoval.
Ingeniero en sonido: Gonzalo Rodríguez.
Composicion y arreglos: Álvaro Pacheco.
Diseño sonoro: Andrés Abarzúa.

PUBLICACIONES