Uno de los grandes clásicos del teatro llega dirigido por Claudia di Girolamo. Amparo Noguera protagoniza la obra de Henrik Ibsen, en una versión de Alexis Moreno.

“Me da pánico el aburrimiento de vivir aquí”, dice Hedda Gabler. ¿Dónde? En una casa a medias, que podría estar tanto en remodelación como en ruinas. En el comienzo de una vida marital a la que se comprometió sin amor. En una sociedad que le ofrece roles que no la satisfacen. Y en ella misma, que no tiene las herramientas para transformar esa realidad que desprecia. 

A pesar de que ha pasado más de un siglo desde su estreno en 1891, Hedda Gabler sigue siendo considerado uno de los personajes más complejos del teatro. Uno que no se ajustó a la moral de su época ni de ninguna. Esta mujer acomodada e insatisfecha que destruye su entorno y a sí misma ha sido interpretada por grandes actrices como Ingrid Bergman, Cate Blanchett e Isabelle Huppert. Claudia di Girolamo la encarnó hace 11 años bajo la dirección de Víctor Carrasco, y ahora es ella la responsable de la puesta en escena de esta nueva versión, escrita por Alexis Moreno y con Amparo Noguera en el rol principal.

Si Di Girolamo le encargó a Moreno una nueva versión del texto de Henrik Ibsen, fue para rescatar lo cotidiano de las conversaciones. “Es el interior de los personajes lo que se remueve y convulsiona, no las palabras”, dice la directora. Pero la historia sigue siendo la misma: Tras una larga luna de miel, Hedda se instala con su marido (Francisco Ossa) en su nueva casa. Ahí llegan familiares (Gloria Münchmeyer) y amigos (Marcela Salinas, Rolo Pulgar) a los que desprecia. Y reaparece su antiguo amor (Néstor Cantillana), un escritor que lucha con el alcohol y sus demonios, mientras Hedda lo empuja a entregarse a ellos.

“Hedda no quiere conformarse con los roles que le ofrecen, ni acceder al mismo lugar de los hombres en un mundo construido por ellos, tampoco puede rebelarse con un discurso político ni social, porque no lo tiene. No es una feminista. Es la chispa del feminismo. Ella intuye fuertemente que, en esencia, no tiene un espacio de identidad en una sociedad que la educó en una estructura conservadora, y tampoco tiene las herramientas para luchar contra eso”, dice Di Girolamo.

La problemática de género ya la identificaba Ibsen en 1878, 13 años antes del estreno de Hedda Gabler: “Existen dos códigos de moral, dos conciencias diferentes, una del hombre y otra de la mujer. Y a la mujer se la juzga según el código de los hombres. Una mujer no puede ser auténticamente ella en la sociedad actual, una sociedad exclusivamente masculina, con leyes exclusivamente masculinas, con jueces y fiscales que la juzgan desde el punto de vista masculino". 

Pero no es solo lo femenino lo que le interesa a Di Girolamo en esta puesta en escena. “Así como hay mujeres que en este mundo están incompletas, hay hombres en el mundo diseñado por hombres que están incompletos. Y me interesa ver cómo esos dos mundos, esas dos personalidades, todavía hoy están separadas, no logran dialogar, a pesar de compartir ese vacío. El amor que existió antes como una lucha por la convivencia, ni siquiera tiene cabida hoy. Creo que eso habla de nosotros. Creo que los personajes de Hedda Gabler representan tan bien lo que vivimos como sociedad”.

El espacio escénico precario de este montaje no recrea una época sino que representa el caos interior de Hedda. La dirección busca destacar el juego y humor que late en el texto a través de acciones inusuales. “Lo que más me ha interesado desde el punto de la dirección es destacar el desparpajo del inconsciente y quebrar la imagen convencional y lógica”, agrega Di Girolamo.

Hedda Gabler se estrena el 9 de noviembre en el Teatro Regional del Biobío, donde tendrá dos funciones. Esta es la primera vez que GAM estrena una de sus producciones en región, antes de la temporada en la capital.

Texto original: Henrik Ibsen
Versión: Alexis Moreno
Dirección: Claudia di Girolamo
Elenco: Amparo Noguera, Francisco Ossa, Néstor Cantillana, Marcela Salinas, Rodolfo Pulgar, Josefina Velasco y Gloria Münchmeyer.
Música: Miguel Miranda
Diseño de escenografía e iluminación: Cristián Reyes
Diseño de vestuario: Pablo Núñez
Asistencia de dirección: Javiera Mendoza
Producción Vestuario: Alexis Paredero
Relización Vestuario Femenino: Olivia Bustos 
Sastre: René Riegga
Tocados y accesorios: Andy Moreno
Producción general: Freddy Araya 

ESTA ES UNA PRODUCCIÓN GAM 

* Fotos Patricio Melo

PUBLICACIONES