Carolina Cifras dirige una obra de danza contemporánea sobre la sobrevaloración y sobreexposición del cuerpo. Un proyecto cocreado e interpretado, entre otros, por Rodrigo Pérez y Javiera Peón Veiga.

Algo barato que parece caro. Oro falso. Eso significa oropel. La palabra le calzó perfecto a una investigación coreográfica de Carolina Cifras sobre la sobrevaloración y sobrexposición del cuerpo. Y así quedó bautizada.

Oropel indaga en el cuerpo entre realidad y apariencia y se sitúa sobre una amplia plataforma de acero que simula una balsa que por momentos parece flotar. “Cuando visualizaba el montaje, visualizaba imágenes y relaciones, no gente bailando, por eso pensé en personas, no en bailarines”, cuenta la directora. Así, en el elenco hay intérpretes que no provienen del mundo de la danza, como el actor Jonathan Inostroza y el actor y director Rodrigo Pérez.

Cifras es bailarina y directora de danza contemporánea con estudios y experiencia en Chile y Francia. Este proyecto fue desarrollado y estrenado el año pasado en centro NAVE. Oropel cierra una trilogía de Cifras sobre la vida en el neoliberalismo, luego de 2010 y Pampa.